top of page
  • Noé Cedillo

Converge colaboración pública y privada para una ciudad inteligente y segura.



La seguridad, al ser uno de pilares que garantizan el buen funcionamiento de la sociedad requiere de un proyecto en conjunto entre gobierno y sector privado para lograr la integración de una plataforma eficiente, como un sistema de videovigilancia y audio en red que permita no sólo registrar lo que sucede día con día, sino que optimice los procesos para los que se requiere la inversión de muchas horas de trabajo de los organismos encargados.


“La vigilancia urbana tiene una completa gama de posibilidades, entre ellas: mejorar la movilidad, revisar puntos críticos, reconocer matrículas vehiculares, interactuar por medio de botones de emergencia, proteger a los ciudadanos de la delincuencia, disuadir actos ilícitos, lograr un tráfico fluido, minimizar el riesgo de accidentes y hoy por hoy, prevenir riesgos de contagio.

Todo esto es posible a través de soluciones